(...)

viernes, 2 de noviembre de 2007

[Los carteles ya no indican, direccionan]

5 Espacio del Transeúnte:

Titania. dijo...

Es verdad, Berry. "Vaya por acá, No pise ésto, PARE!!!!, Caca de perro, Doble a la izq, derecha, pero doooobleeee!, etc, etc, etc."
Vivimos llenos de carteles "direccionales".
Y los más peligrosos son los que te quieren encartelar la vida con los mismos. A ésos personajes los perseguiría con un picahielos, te juro, che....
Besote!

LêA dijo...

y sí: lo peor/mejor es que nosotros mismos nos hemos convertido en carteles de nosotros mismos, más teniendo en cuenta nuestros devenires bloguísticos virtuales: YO te comento esto, mirá MI cartel, sigue SU link, dirígete ALLÍ, mira lo que YO pienso, lee lo que YO escribo...
para mí los peores son los carteles que intentan dejar claro o dejar constancia de cual es la verdad, o la realidad evidente, o de cual es la dirección única a seguir, sin tener en cuenta todo ESTE otro mundo mágico que no sucede de acuerdo a carteles y/o flechas...

vos sabés cual...¿no, Berrysand?

siempre

Narciso Inane dijo...

«El yang llama;
el yin responde.»
Dialécticamente .
¿Oís esas estrellas? Es el amor que canta.
La música callada.
La soledad sonora.
«La música en silencio de la luna», loco Cortés.
La materia son ondas.
Un yo hacia un tú.
Que busca un tú.
Y esto es por ser palabra todo ser.
Por haber hecho al mundo la palabra
podemos comunicarnos en el mundo.
-Su palabra y un tambor...

Somos palabra
en un mundo nacido de la palabra
y que existe sólo como hablado.
Un secreto de dos amantes en la noche.
El firmamento lo anuncia como con letras de neón.
Cada noche secreteándose con otra noche.
Las personas son palabras.
Y así uno no es si no es diálogo.

...
Otro fragmento, este es de Ernesto Cardenal, el más mejor de los sacerdotes. Es de un poema muy muy largo que se llama "La palabra".

Hasta siempre!
Go /

Berrysand dijo...

Las personas son palabras.
Y así uno no es si no es diálogo.

y me clavás cada palabra como una flecha, Gracias Gonzalo!!!

Narciso Inane dijo...

No, dale las gracias a Ernesto Cardenal, yo sólo soy lector.

El sábado estuve en casa de una familia taiwanesa, me compré una kalimba y soy una nueva persona. En realidad se necesitan muy pocas cosas... y ya ni miro las señales.

Go/

 
Estornudo Virtual - by Berrysand