Eventos Columpeales (re_sumen)

lunes, 28 de mayo de 2007

Para no olvidar....una hermosa lluvia de meteoritos.
Una sensación tras otra tan opuesta como mi propia inercia.

Los estallidos comenzaron con llamados anónimos delatando sucesos casi incomprensibles. Hasta que a la tarde la fatalidad fue efectiva, un guardapolvo azul había aparecido colgado en el despunte de la mañana y del sol, deseaba secarse y por ello se estrujo la vida.
La noche aguardaba por bolitas rojas que a ella la hincharían. Vos ni siquiera notabas cuánto de todo lo que sucedió aún estaba germinando.
La noche pasó y todavía estaba el hecho que era un miércoles esta nueva mañana (ver movimientos). Cae la noche y el frio de alguien más sorprende la puerta de un auto celeste estacionado al cual luego de un pedido proyecta lentamente su dejo hacia el enfrente marron perlado, quien por temor y soledad, llamó para que luces estrambóticas vinieran por él, sé que no nos mintió.


Un jueves real, inicio de la nueva semana, el fin de semana que nos prometía una estadía juntos. Desbordada de tranquilidad por postergaciones, deje que la arena se colara en mis manos-intencionalmente-. Te esperé en vano (ya que sí -contemplaba la posibilidad de que tuvieras que limpiar ventanas-).Empezamos distanciados.
La tarde se oscureció con rugidos del oso, quien una vez más se ciega cuando en su piel lastimada las abejas lo pican sin cesar. El silencio con su mano fria te tapó la boca y dejo que te nublaras tras el calor de un secador que aplaco tu posible estallido (es la aparente contrariedad de temperaturas la que me parece surgió efecto).Cruzaste, luego de tratar de tranquilizarla, un umbral que te sorprendió con disculpas_abrazadoras, que rechazaste por que no podías aún calcular cuánto de todo eso era real (no en él, más que nada en vos).En ese mismo instante tu vista tipeó conjugaciones que te unieron a alguien más y es esa oleada hermana la que te hizo sonrreir y reir y reir como inocente frente al brillo visual. El columpio se accionó sorpresivamente.
Perfumaste para dulcificar a ajenos. Fue lo único en vos que preparaste. Exaltada por el subi_baja incontrolable, gritabas por el acceso.Ascelerada tanto más que otras veces.Exitación causal.
Llegó la noche del jueves.Noche que comenzó con un abrazo virtual y meridiada por ajenos...te llenó de sensaciones..de la que luego querría postear.
Tarde ya y llena, crucé de nuevo el acceso, esta vez rumbo a una noche que prometía un desembarque en el continente, luego de que en mi isla las raíces del ciruelo me obligaran a construirme de él una balsa. Las gotas_saladas_oceánicas fueron a posteriori.
Música que no ayudaba, necesitaba a mi cómplice, hasta que el mareo propio dejó que las cosas cambiaran y se matizaran un poco. Allí por fín se alió y alistados nos trasladamos un poco más atrás de nuestras espaldas para dejarnos caer en un tumulto sorpresivo de circularidades conocidas. Evitando extraños, moscas cargosas y mi mente trabada tratando de coordinar. Noche de palabras escapistas (la dimensión-culpa-tranquilidad aún no es medida).Todo terminó con no_abejas danzarinas, chocolate caliente y un micro que tomado a_propósito tenía que obligarme a llegar en pie. Ya era mañana de viernes. Acostada envié la señal que te confirmaba que la Isla, ahora abandonada, no fue ingrata conmigo.

Extra 1: también me leo anteriormente. Como anticipándome impercetiblemente a lo que éste fin-de me habría de someter.

Viernes alentado por querer morderte, no pude apresurarme ya que el fatalismo estaba siendo desempolvado del cenicero. Sin embargo, el humo transparente habia ya intoxicado mis prendas que por completo fueron a parar al lavarropas. Llegue y los tres a su manera me dieron miedo, uno se había transformado para aleccionarse, el otro y cercano paranoiqueaba mi cabeza aún distraída y el tercero se había maquillado de payaso; tras un té me ahogue en un mar de palabras que no dejaban de cuartiar mi gelatina. Vos permaneciste allí, imperturbable, con tal de ayudar a que todas ellas salgan, sufrimos. Eras el espejo único al que deseaba reflejarme. Sali tras tuyo hinchada y enrrojecida, las bolitas una vez más padecieron.
Él se enojo, en parte tiene razón, pero (y sin ánimos de justificarme y con ganas de que entiendas) sólamente cada uno sabe cuánto duele sacar cada una de las palabras y lo dificil que resulta estar escuchándolas siendo ellas el reflejo de lo que adentro te carcome... Prusneante...en parte, sólo en parte, sé que debí pedirle disculpas.
Disminuída intenté que todo lo anterior sólo fuera un momento más, intentaba ser saludablemente feliz.(De nuevo y de nuevo).
También se que las actitudes -a veces- reflejadas y no, parecen exageradas, pero es lo mismo -que no nos habíamos caído tanto (mentira)- esta vez los raspones eran tan visibles como el que me hice el domingo en el afan de no enfermar_me más.
La noche llegó y sigo intentando dormir, esta vez tampoco pudo ser, la exaltación es demasiada a veces y es por culpa de tantos embates que ni siquiera tus tranquilizantes llegaron a adormecerme. Desee estar en casa junto a tus pastillas (por vez primera).

Sábado. Mañana de viejos y viejas. Lo de compras centreras comenzó con una llegada contada y atropellada por mujeres que dando marcha_atrás no ven a proposito. En la espera cargué -para regalar una tarjeta, lográndome a mí misma controlar de más los gastos de todo un mes: bien por mí! en vano al fin!-. Por una confusión es que te encontré. Salimos al caos con el sol adornándonos. Nos disfrazamos con ropas nuevas de viejas, todo porque en la real realidad no queremos llegar_nos.Recibí noticias de ecos del contienente, eso me alegró, el desayuno postrero que tomamos también me alegró, estaba feliz.En la última parada y con el tiempo persiguiendo_me salimos de comprarnos pantuflas necesarias, habíamos descartados las del gorro, ya que bastante teníamos con saber que los ojos sí estan en nuestro empeine. San Marín nos sorprendió con un viejo tranvía que emitía melodias viejas (todo era color ocre y dorado) el sol brillaba entibiando las sonrrisas que de cada transeúnte se disparaban observantes del desfile (de autos viejos!) que nos rodeaba y marcaba el camino. La niña le dijo a su mamá: se nota que es día patrio! (fecha:26/5).Risas.
LLegué tarde a mi propia caminata para darme cuenta que mientras había estado sonrriendo alguien ultrajó mi mariposa violeta de dentro de mi bolso. Quedé a la espera de haberme equivocado. No tenía más que dolor de garganta. Impotencia en Eva. Seguí caminando para llegar a tu encuentro. (Aunque en realidad no quería llegar a ningún lado, pero sabía que debia_de llegar).
En tu encuentro llegué otra vez enrrojecida y sin poder respirar, ni siquiera el descarte me estaba ayudando. (De la extraña sensación que siente mi espalda al caminar observada mientras los ríos caían, después también me gustaría escribir). Nos apresuramos al Portal, arribamos temprano, corrí presurosa para evitar que el león me viera en ese estado, sin embargo, mi falta de voz hizo que todo se detectara rápidamente. Sentía que temblaban las manos. Necesitaba descanzar.

Levantada y sedienta luego de tanta sal, esperé y cree tu amanecer. La sensación de inestabilidad me hacía sentir mareos del mundo y de todas las hojas que no se dejaban leer.
Noche al fin. Ordenada y orquestada por vos. El instante que decidí salir, las piernas nos abandonaron y sólo tu fuerza y mi cruce de brazos impidió hacerme de una caida nueva garantizada. El cuerpo reclama descanzo, la mente no obedece.Seguir y seguir. Descanzo luego de nuevas escupidas, atenuadas con la luz de tu auto.
Sueños confusos.La noche prometía un amanecer frio y con una suerte de lluvia necesaria para secimentar toda la tierra y el polvillo levantado.

Domingo. Amanecer con nuevas ganas, auto-vencimiento de la semana. Nos esperaba el invierno. Quería prometerte magia (que en parte llegó del micro rosa y lila de Bronson). Un ensayo nuevo, tiraste todos los dados de una manera distinta cada vez hasta que la mesa que era verde quedó quemada por el humo que a algunos molesto. Huimos con la escarcha en los hombros.
Un nuevo país nos esperaba. Luego en casa ya resumí todas las cosas que si bien hoy en parte conservo estan dentro de esa bolsa dulce que alimenta a la caja.

Amo tus palabras_golosinas.

Lunes-hoy- amanecimos nevados, el mundo necesitaba cambiar.

Escribo tan real...porque prometí_te no olvidarme. Aunque sé que la forma no es la que me hubiera gustado para plasmarlo.

...la tormenta fue aplacada por la nieve.

pd. Los nosotros se dejan caer en todos lados. Hasta ella se dió cuenta.


t(a).

2 Espacio del Transeúnte:

grisaux dijo...

Miro al tipito verde y espero que diga:"Oh,Oh"- pero no, ese era el ICQ... mientras me dicen al oído que te fuiste a merendar.Tu mensure es hermoso si se lo lee, era obvio que iba a terminar nevando... tal vez por eso te quiera tantontamente. Mágica. Lo del micro fue... genial, regio

Nieves en otoño dijo...

Yo tb quiero pasar este invierno con vos.

 
Estornudo Virtual - by Berrysand