De un Mago y una Estrella

jueves, 5 de abril de 2007

Escena 1: Tarde, retrasada por notas. Ciempies con amortiguadores cuidados, en azules y acolchonados, ella desconocía como lo iba a encontrar.Fue igual. En la primera de muchas, todo dependía de él.
---------------------------------------------------------------------------------------
Escena 2: Gigantes pies azules desteñidos, piernas grises y arrugadas -elefante blanco- se pararon con sol -gente alrrededor y una fuente refresca- ante mi. La kermese estaba alrrededor. Temía mirar hacia arriba, vértigo. Mucho brillo no propio.
Plantada súbitamente, los pies juntos. Toco aterrizar
Del triste bolsillo salió una carta, papel casual, caro y de carros, un pagaré de por vida para/ hacia un nuevo mago que de rojo/bordó había arribado con anterioridad.
Expresiones extrañas se manifestaron mientras en el fondo se desperezaban uno a uno-hormigueantes- enrredos. Tenías la cabeza más lejos de lo que creías, tu vista distorsionaba el encanto; por una barrera marron (mentira: era azul) que de otra película habías sacado.
Risas apretadas, dientes flojos y humo accidental, caminamos en veredas lustrosas pero llenas de mentiras, de cuadrados, de pisadas-no viejas- con rumbo y en búsqueda de ambrosía (nunca por mí conocida).
Un rollo nos pegó de frente, instantáneas, brillantes -no mates- ; huíste para hacer todo más misterioso, un camión pisó casi el cordón y mis flores se hicieron hacia atrás. Las ojeaste, una a una y preguntaste, allí los viste y me conociste por primera vez.
El mercado nos abandonó y cercenó nuestra búsqueda, hasta que bajo la pérgola apareció; decidimos tomar otra madera, más móvil y más visitada también.
---------------------------------------------------------------------------------------
Escena 3: Ambos teníamos respuestas para todo, menos para animarnos -íntimamente- a resolver por qué estabamos allí. Era ese maldito poder cósmico.
Desconocidos tipeantes.
Mirando al mundo y tu voz de fondo, enfermeras centrales pasaban y jugaba con sus teñidos enrrulados.(Primera gran piedra).
---------------------------------------------------------------------------------------
Escena 4: De vuelta a vos, caminar sin rumbo, confusión de nombres. Los norteños nos cayeron mal a ambos mientras que robábamos el vitraux principal.
Zigzagueamos (apareciste pintado en un cofre de gas) por espejos y apostabamos la vida a todos los postores que -últimamente- nos habían magnetizado la existencia. Gané. Ahí el clima se vaticinó (tema de anteriores y posteriores).
Huímos rumbo a lo concertado, todo ese preludio por eso nomás ¿fue así realmente? o ¿era nuestra excusa? -se perdío la causa y ni siquiera hubo consecuencia, ni antes ni después...resquiciados!-
Entré por sus escaleras rojas y oscuras, con temor, la bruja salió. Por suerte, (y gracias al diablo -dirás vos-) el tiempo jugó a favor.
Enfrentados cada uno en su barco, mirábamos las ratas que corrieron en esos cordones (era de una vista anterior). Las almohadoncitas no existían más.
Nunca volvimos, acordamos tácitamente. Como arena empezó a deslizarse.
---------------------------------------------------------------------------------------
Escena 5: El frío nos antojó. Mi vista a besos y vino barato de mesas contiguas, intentaba dejar (cambio del texto original) de buscarle sentido a tus palabras que poco hiladas llegaban a mi mente. De a poco todo se volvió más brillante, seguro que era porque habíamos impedido que en la Avenida pasaran los autos.
Mis 'no-costumbristas' fueron el detonante de un dedo y el disparador. El índice apretó el gatillo. Fuiste adentro; aireada, afuera, desintoxicada, quede un instante.
Levantada y para evitar flotar (más), consumí rosados y te ofrecí azules, amarillos eran los menos queribles por ambos.
---------------------------------------------------------------------------------------
Escena 6: Recuerdos de canchas sudadas y señores LLaveros nos acompañaron, el tiempo apremio y dejo impreso su ya acostumbrado sello de sequedad.
Eran más de las 12.
Estrella resultó ser un astro de día, con nombre propio y también de noche, en sus caracterizaciones.
---------------------------------------------------------------------------------------
Escena 7: De frente y fondos de viajes -para otros- la derecha se unió a tu arma engatillada. La mirada no subía, la cabeza sí. Inundados -segundos olvidados- conciencias omitidas, relajos a futuro. Un (a) y un (brazo) después -juntos y separados, en juego dialéctico- llegaron.
Sorpresivamente estaba ya arriba del último naranjo que esa noche pasaría.
--------------------------------------------------------------------------------------
Escena 8: Las pestañas volvieron a des-entonarse en la Capilla de grandes escaleras vendedoras de ilusos entaconados. Sin saber cómo, la próxima fue más oscura. En la heladera todo estaba más tibio. La caja estaba perpleja.
--------------------------------------------------------------------------------------
Plasmado según impresiones exclusivamente espaciales.
Fue casual el hecho de que fueran 8. Lo juro.

4 Espacio del Transeúnte:

Actor Secundario Bob dijo...

Hola, soy el tío Bob. Heredero de Jack, saludos.

Kan-chu dijo...

Entre a tu (s) blog (s) y me parece paradógico que en el mío te sientas orgulloso de ser "Heredero de Jack" siendo que... digamos "todos nos apenamos/congraciamos con las desgracias ajenas"...
O dicho de otro modo: te hallas alegrado de la muerte de Jack...
Y si soy optimista te digo: Bob, tranquilo, Jack murió antes de hacer un testamento...
Cordiales...

Javier dijo...

hola menduca lindo blog

saludos al choco jaja

es que me es raro encontrarme con paisanos en el mundo blogueril

Kan-chu dijo...

Es increíble que nuestro "regional mendocino" (odio la palabra menduko y la palabra menudo)tenga tantas palabras con c y ch... será que nos gusta poner la boca como piquito? Ud. Dotor... que opina? ah?????

 
Estornudo Virtual - by Berrysand